Buscar
  • Viva la Pesca

5 claves para saber si el pescado está fresco

Si queremos cocinar un buen pescado y que la receta nos salga deliciosa, debemos comenzar por la elección de un pescado de calidad.  A lo largo de la historia, los hijos acompañaban a sus madres a la pescadería o en la cocina, y de una manera innata, se empapaban de información valiosa que posteriormente traspasaban a sus hijos.


1.- La piel

Fíjate en el aspecto de la piel del pescado que vayas a comprar, debe ser de un color vivo y que se note que tiene escamas, eso es porque todavía son duras y brillantes. Evita piezas que tengan la piel blanda y se desprenda fácilmente de la carne.


2.- Los ojos

Es otra cualidad que salta a la vista para determinar si el pescado está fresco es fijarse en el aspecto de sus ojos. Evita pescados con los ojos hundidos, pupila gris o córnea lechosa, es fácil de distinguir, es como si el pescado padeciese de cataratas. Elige las piezas que tengan los ojos abultados y su pupila sea negra y brillante.


3.- Las agallas

Las agallas se encuentran en la parte de atrás de la cabeza y es por dónde el pez respira y filtra todo el agua. Esta característica es más difícil de detectar porque tienes que coger la pieza y abrir la zona de las agallas, muchas veces el pescadero no nos deja o somos nosotros mismos los que no queremos mancharnos.

Las agallas tienen que ser de un color rojo o rosa intenso, dependiendo de la especie, de aspecto limpio, sin mucosidades y brillantes.  A veces nos engañan con productos que tiñen dicha zona y aumentan la intensidad del color original. Ten cuidado, no escojas aquellas piezas con agallas de color gris o amarillento.


4.- El olor

Esta clave es la más sencilla. Todo el mundo sabe diferenciar el olor a mar y algas que ofrece el pescado fresco y el olor pútrido y rancio que ofrece el pescado en malas condiciones. Evita con olor a amoniaco.


5.- La tripa

La última clave para saber si un pescado está fresco, es ver como tiene la tripa. En esta zona es donde se encuentran las vísceras, siendo la primera zona en sufrir el proceso de envejecimiento. Si se encuentra hinchada, es debido al proceso de putrefacción y la producción de gases bacterianos, produciendo un efecto globo, por el contrario, si ha sido eviscerada, observaremos que la carne se encuentra flácida y hundida. Sólo elige aquellas piezas que tienen una carne dura y no resbaladiza.



26 vistas

©2018 Viva La Pesca 
Derechos reservados. Web design vejart

Síguenos: