Buscar
  • Viva la Pesca

Pesca artesanal o pesca industrial, ¿qué necesitas saber de ambos sistemas de pesca?


Cada microsegundo nace un bebé en el planeta, sumándose a los 7 659 758 158 de la población mundial que tienen el derecho humano a una alimentación saludable y equilibrada a lo largo de su vida. Es por ello que es indispensable el buscar e implementar estrategias a favor del derecho humano más básico sin, en consecuencia, destruir ni sobreexplotar los recursos naturales del planeta. Y de hecho, la sustentabilidad se posiciona entre los recursos implementados con este fin, permitiendo enfocarse tanto en el bienestar social y ecológico como en el desarrollo económico.


Enfocándonos en el tema de pesca sustentable, nos damos cuenta que es una área de oportunidad vasta para estos fines. Empezando a distinguir entre los diferentes sistemas de pesca, puede ser un inicio contundente para tomar decisiones que promuevan una vida más consciente en relación con el bienestar tanto del planeta como de los seres humanos.


Por un lado, la pesca industrial implica una producción a gran escala, la cual no se encuentra ligada a la economía de las comunidades ni familias pesqueras. Esto implica que las descargas se realizan en periodos largos –superior a diez días de diferencia entre la captura y el consumo–, ya que su producción se enfoca en los la conservación –congelados mediante hielo o químicos– para el consumo humano, en transformación para harinas o conservas de pescado, etcétera. No es de sorprendernos que este sistema posee un alto coste energético, suponiendo altas emisiones de CO2 en el planeta.


Por otro lado, la pesca artesanal supone una producción a pequeña escala que siempre está ligada a la economía de las comunidades y familias pesqueras. Dado que sus productos son de mayor calidad –al tener menor tiempo transcurrido entre captura y consumo–, suelen venderse en el día para el consumo directo y sin transformación. Además, tienen un bajo coste energético y bajas emisiones de CO2, permitiendo que el sistema sea productivo, equitativo, justo y sustentable.


Es verdad, el segundo sistema tiene ciertas limitantes: sus embarcaciones son pequeñas y realizan jornadas de pesca inferiores a las 24 horas, oscilando en una producción de hasta los 250 kilos diarios de pescado o moluscos como captura máxima. No obstante, a diferencia de la pesca industrial, se trata de un sistema productivo cuya redistribución de recursos pesqueros es equitativa, justa, sustentable tanto social como ambientalmente. Y algo importantísimo a aclarar, es que la pesca artesanal no quiere grandes capturas para ser un sistema productivo viable para la economía; ya que al ser tan limitado en escala, permite que más unidades productivas de similar escala puedan beneficiarse también de esta actividad. Hay quienes dicen que el sistema productivo artesanal implica un componente ético que distribuye equitativa e igualitariamente los recursos pesqueros, generando más empleo directo.


En otras palabras, la decisión de no sólo buscar, también consumir productos con sellos azul de MSC y pesqueras sustentables puede permitir un desarrollo sustentable que promueva el bienestar en temas de salud y de biodiversidad.





Fuentes:

http://www.vidasostenible.org/informes/la-pesca-artesanal/

https://countrymeters.info/es/World

https://www.ecologistasenaccion.org/?p=26032

https://ecodes.org/proyectos-del-mes/fortalecimiento-y-sustentabilidad-de-la-pesca-artesanal-en-argentina#.W_vKXi3mHOQ

67 vistas

©2018 Viva La Pesca 
Derechos reservados. Web design vejart

Síguenos: