Buscar
  • Viva la Pesca

¿Qué es una veda pesquera y cuáles son sus beneficios?


De acuerdo con la RAE –Real Academia de la Lengua Española, la máxima institución del castellano–, una veda es “1. Acción y efecto de vedar; 2. Espacio de tiempo en que está prohibido cazar o pescar.” Si bien el leer su definición nos deja con dos opiniones contrastantes y dicotómicas sobre que si es buena o mala, la veda en México resulta en un impacto significativo a diversas escalas y aspectos tanto sociales, económicos, ecológicos como políticos. Es decir, no es tan sencillo formarse una opinión al respecto sin tomar en cuenta su contexto general.


Contextualizando la veda pesquera en México...

Por un lado, sí, es verdad: la veda pesquera funge como medida de cuidado al medio ambiente, ya que busca darle un descanso a las zonas de pesca para la recuperación de áreas de arrastre y diversas especies de peces. De hecho, en México se han desarrollado diversas zonas de veda pesqueras con el fin de generar tanto la recuperación como el establecimiento de un lugar seguro para especies como la vaquita marina –como en las islas Revillagigedo–, el atún aleta azul, la sardina, entre otras.


Por otro lado, no se puede ignorar el hecho que la pesca genera una gran cantidad de empleos en diversas comunidades a lo largo del país, y que cientos de familias dependen de esta actividad. Sin olvidar que algunas de las especies de pesca, como la sardina, provee una de las proteínas más importantes para los mexicanos a precios realmente accesibles para millones de personas –y que de otra manera no tendrían acceso a esta calidad proteínica, afectando a largo plazo su desarrollo nutricional–.


Pero entonces, ¿la veda pesquera es buena o mala?

Es importante comprender que cada especie marina en riesgo de extinción requiere de cuidados específicos, los cuales han de pasar por un profundo análisis con el fin de desarrollar herramientas adecuadas tanto para su preservación como para el cuidado de la economía de las personas que dependen de la pesca. De hecho, la veda ofrece beneficios y alternativas como:


– Fortalecimiento en las medidas regulatorias mediante la suspensión de redes en enmalle, cimbras o palangres operados con embarcaciones menores en zonas de 11 594 km2.

– Se descontinuará el uso de red de enmalle o chinchorro de línea, así como la pesca nocturna y la pesca ilegal; además que permite revisar que no se distribuyan este tipo de redes en la zona.

– Creación de nuevos sitios de embarque y desembarque obligatorios.

– Avance tanto en los procesos regulatorios como el desarrollo tecnológico de nuevas artes y métodos de pesca.

– Fomento del uso de redes de arrastre ligero –sustituyendo al chinchorro de línea–.

– Consolidación de la pesca sustentable como actividad productiva precisa con adopción de medidas de manejo pesquero respaldadas con bases científicas, permitiendo el avance teórico y práctico que aseguren el aprovechamiento racional de recursos pesqueros.

Por ello se puede concluir que el verdadero objetivo de la veda pesquera es proveer mayores beneficios a mediano y largo plazo a todas las familias y comunidades pesqueras, sin afectar la biodiversidad ni los ecosistemas del país. De hecho, se trata de una guía que permite pensar en un futuro económicamente y ecológicamente próspero para los mexicanos y el mundo entero.

Pescador en Mazatlán, Sinaloa

99 vistas

©2018 Viva La Pesca 
Derechos reservados. Web design vejart

Síguenos: